Conoce el enjuague bucal que aparta el sarro de tus dientes y elimina la placa bacterial dejando tu sonrisa blanca como la nieve

El sarro se produce por la acumulación de bacterias en nuestros dientes. Es muy dañino y es invisible a nuestros ojos, al tener contacto este sarro con algunos alimentos se desprende un ácido causando las llamadas caries.


Cuando se acumula demasiado este sarro, es muy complicado sacarlo. Este sarro se compone de alimentos, sales minerales y desechos que se van acumulando con el tiempo en nuestros dientes.

Cuando existe una superficie rugosa en nuestros dientes, atrae más partículas de alimentos y desechos ocasionando que se repita este ciclo de acumulación y formación del sarro. Esta superficie rugosa toma un color amarillo, muy desagradable a la vista.

Limpieza casera:

La placa dental y el sarro son historia a parte cuando apliques esto, lo eliminaras en 6 minutos.

A continuación, copia los ingredientes necesarios para esta receta, es sencilla de hacer y sus ingredientes son fáciles de conseguir en cualquier tienda naturista, farmacia e incluso en el supermercado.

Ingredientes:

  • El bicarbonato de sodio.
  • Cepillo de dientes.
  • El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada).
  • Sal.
  • Agua.
  • Copa.
  • Palillo de dientes.
  • Enjuague bucal antiséptico.

Procedimiento: 

-Lo primero que haremos es mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con ½ cucharadita de sal y colocarla en la copa.

-Luego mojar el cepillo de dientes con agua tibia, sumergirlo en la mezcla que hay en la taza, frotar con la técnica del cepillado los dientes y escupir.

-Repetir el procedimiento por cinco minutos constante. Por otra parte, mezclaremos una taza llena con peróxido de hidrógeno en ½ taza de agua tibia y enjuagar la boca durante un minuto, luego escupir y volver a enjuagar con ½ taza de agua fría.

-Después remover el sarro de los dientes de color amarillo con un palillo de dientes. Por último, enjuagar la boca con el enjuague bucal antiséptico.

Otros remedios caseros para eliminar el sarro y blanquear los dientes 

– Zumo de limón:

Mojar el cepillo con zumo de limón y frotar diente por diente. Se aconseja mojar el cepillo después que se limpie un nuevo diente. Hacerlo solamente una vez al mes.

– Bicarbonato de sodio:

Aplicar sobre el cepillo humedecido con un poco de agua, hacerlo después de lavar los dientes con pasta y enjuagarlos, pues el bicarbonato retira el sarro.


– Vegetales verdes:

Se recomienda masticar vegetales verdes durante un rato, usar cada vez un vegetal diferente.

– Pulpa de fresas:

Las fresas limpian los dientes y eliminan el sarro. Moler las fresas hasta obtener una pasta, ponerla en el cepillo de dientes y cepillar. Usar este método 4 veces por semana.

– Carbón de leña:

Moler el carbón hasta que quede polvo, untar los dientes y dejar actuar por 3 minutos, luego retirar con abundante agua. El sarro se elimina puliendo los dientes. Usar este método una vez al mes.